Una promesa para hoy

En el día malo necesitamos promesas de Dios. Una promesa es algo que Dios ha anunciado, algo que él propone hacer. Nuestra fe responde a su promesa. Así fue al principio («Enviaré a alguien para arreglar esto», Gn. 3.15), y así es en el día a día del cristiano. Andar por la fe en un mundo caído solo es posible echando mano de las promesas del Señor.

Esteban Rodemann comparte con nosotros una serie de promesas para sustentar nuestro corazón en estos días de aislamiento. Esperamos que os sirvan de estímulo.

Clickando en el botón superior-derecha que aparece en el video a continuación, podrás encontrar cada una de las promesas diarias.

¡Sencillamente predica!

Estamos contentos de poder anunciar un nuevo libro de Taller de Predicación ¡Sencillamente predica!

El título deja una pista sobre el tema… son miedos, temores, dudas,… que tenemos al predicar… pero la palabra por si misma es poderosa, y al predicarla, exponerla, es Dios mismo quién habla, por eso hemos de confiar en eso, y sin dejar de ser reverentes, pero descansar en Dios, y animarnos a predicar.

Portada del libro ¡Sencillamente predica! de Alec Motyer

Este libro estará para todos aquellos que se inscriban a los eventos de TdP regionales del 2020, y también estará en la conferencia Nacional de este mismo año.

Para aquellos que no podáis asistir a algún encuentro, también lo podréis adquirir desde la web de Andamio. Puedes obtenerlo aquí 

A continuación os dejamos la reseña del libro por Tim Keller.

“Al mirar atrás, me parece increíble cuánto tiempo tardé en aprender que los sermones no son algo así como intuiciones espontáneas, sino una materia que debe trabajarse, y tardé incluso más tiempo en descubrir cómo hacerlo. Creo que mis descubrimientos en esta línea no son muy impactantes, ni espero que sean novedosos en ningún sentido. Me da la sensación de que, si el sábado por la tarde hay personas que observan angustiadísimas sus Biblias, aguardando que salten de las páginas las áureas palabras del mensaje, tengo buenas noticias para ellas. ¡No te quedes ahí parado, mirando! ¡Hay trabajo por hacer, y existe una manera concreta de llevarlo a cabo!”.

Alec Motyer ha tenido una influencia profunda y formativa sobre mi predicación. En este libro condensa décadas de sabiduría sobre la predicación expositiva, poniéndola al alcance del lector. Este es el material sobre predicación más práctico que puede encontrarse hoy en día, fundamentado totalmente en la Palabra.

Tim Keller, Pastor fundador de Redeemer Presbyterian Church

El índice del libro es:

ÍNDICE

1. Entre tú y yo
2. El trabajo pendiente: la búsqueda
3. El quid de la cuestión
4. Maestros fieles
5. “Esto es lo que he sacado”
6. Conocerte: el examen
7. La división justa: el análisis
8. Localizar la estrella Polar: la orientación
9. Recoger las rosas: la cosecha
10. El escaparate y el pastel: la exposición
11. ¿Y ahora qué? La aplicación
12. Tras bambalinas: la espiritualidad
13. La última vuelta
14. La palabra más tierna
Apéndice 1. Una reflexión diaria durante seis días
La muerte y el cielo para el cristiano
Apéndice 2. Una reflexión diaria durante seis días
Nuestra misión de compartir el evangelio
Apéndice 3. Una reflexión diaria durante seis días
La gloria de Jesús en su vida
Apéndice 4. Una reflexión diaria durante seis días
La Iglesia como esposa de Cristo
Apéndice 5. Una reflexión diaria durante seis días
La Iglesia como templo de Dios
Apéndice 6. La historia de Gedeón en siete porciones diarias
Apéndice 7. El retrato del Mesías que hace Isaías
Apéndice 8. Siete lecturas diarias en Isaías
Apéndice 9. Pauta de lectura semanal de Malaquías
Apéndice 10. Dios, nuestro Padre
Una reflexión para cinco días

Boletín Círculos de Predicadores Nº 51

Hace unos días se celebró el Día de Acción de Gracias, y el Black Friday… Con qué hemos pasado más tiempo? Buscando ofertas y encontrar el mejor precio, o hemos aprovechado para tener un tiempo de gratitud a Dios y compartirlo con hermanos…

No siempre somos conscientes, pero tenemos en nuestras manos el libro más importante jamás escrito, el libro más relevante para cualquier vida, el libro con más relevancia en la actualidad y en la eternidad, el libro en el que puedo encontrar quién soy y quién es Él, … Por eso, desde TdP, queremos darle las gracias a Dios por habernos dejado su palabra por escrito, que nos permite acercarnos al corazón de Dios, para conocerle y vivirle y experimentarle.

Primer Acción de Gracias en Plymouth’, cuadro de Brownscombe, 1914.

Os compartimos un nuevo boletín, con una reseña sobre el mini-retiro del grupo de Zona Centro (Madrid) y un artículo sobre el Predicador como consejero bíblico, muy interesantes.

Gracias por leernos ☺

Jesús M.

Taller de predicación mini-retiro nivel 1 – Zona Centro (Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura)

Hemos celebrado el segundo mini-retiro de este año del 8 a 9 de noviembre en el centro de conferencias de Pinos Reales. Con una asistencia de 29 personas, hemos abordado dos temas apasionantes respecto a la predicación expositiva del Antiguo Testamento: la poesía y la profecía. Luis Fajardo y Esteban Rodemann han dado exposiciones bíblicas –evaluadas acto seguido en los grupos pequeños– y sesiones de enseñanza sobre cómo abordar estos dos géneros literarios para el mayor provecho de las congregaciones.

Zacarías 8 fue el pasaje de estudio para los mini-grupos. El ejercicio de distinguir entre la prosa llana y las figuras de dicción ha sido todo un reto, pero fundamental para analizar cómo un pasaje profético puede transmitir un mensaje al creyente de hoy.

Para ver el artículo completo y más fotos pues hacer click aquí.

Por el comité regional

Luis Cano, Esteban Rodemann, Evelio Moreno

El predicador como consejero bíblico: La predicación expositiva y la atención personalizada

La Biblia se refiere al poder sanador de la palabra de Dios. Desde la primera promesa en Edén («alguien vendrá para arreglar esto», Gn. 3.15), las promesas del Señor se multiplican para renovar fuerzas en hombres y mujeres que luchan por sobrevivir en un mundo caído. La certeza que mana de lo que Dios ha prometido hacer infunde vitalidad a la experiencia del creyente:

Envió su palabra, y los sanó,Y los libró de su ruina (Sal. 107.20).

Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad (Jn. 17.17).

…con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos (Mt. 8.16).

Para que la palabra de Dios ejerza esta función sanadora, tiene que llegar a los oídos de la congregación como palabra de Dios. Así actúa en los creyentes (1 Tes. 2.13), produciendo cambios reales en las vidas humanas. Pablo recuerda a los efesios que habían oído a Jesús, habían sido enseñados por Jesús (Ef. 4.21), aunque Jesucristo en persona nunca había pisado su tierra. Los portavoces humanos en esa ciudad habían sido Pablo y Apolos, y su mensaje llegó a los corazones como si los vecinos de Éfeso hubieran escuchado directamente al Señor Jesucristo.

Artículo completo aquí.

Esteban Rodemann

Encuentro nacional 2020: Guárdate la fecha

Del 4 al 7 de diciembre de 2020 se celebrará una gran conferencia nacional sobre el desafío de la predicación expositiva de la Biblia en esta generación. Con el título «Predicadores de Cristo en un mundo escéptico», promete ser un evento único en nuestro país, un poderoso estímulo para la buena exposición de la Palabra de Dios.

+ Info aquí

El predicador como consejero bíblico

La Biblia se refiere al poder sanador de la palabra de Dios. Desde la primera promesa en Edén («alguien vendrá para arreglar esto», Gn. 3.15), las promesas del Señor se multiplican para renovar fuerzas en hombres y mujeres que luchan por sobrevivir en un mundo caído. La certeza que mana de lo que Dios ha prometido hacer infunde vitalidad a la experiencia del creyente:

Envió su palabra, y los sanó,
Y los libró de su ruina (Sal. 107.20).

Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad (Jn. 17.17).

…con la palabra echó fuera a los demonios,
y sanó a todos los enfermos (Mt. 8.16).

Para que la palabra de Dios ejerza esta función sanadora, tiene que llegar a los oídos de la congregación como palabra de Dios. Así actúa en los creyentes (1 Tes. 2.13), produciendo cambios reales en las vidas humanas. Pablo recuerda a los efesios que habían oído a Jesús, habían sido enseñados por Jesús (Ef. 4.21), aunque Jesucristo en persona nunca había pisado su tierra. Los portavoces humanos en esa ciudad habían sido Pablo y Apolos, y su mensaje llegó a los corazones como si los vecinos de Éfeso hubieran escuchado directamente al Señor Jesucristo.

Hace falta sanidad porque el creyente se desenvuelve en un mundo caído. El cuerpo se desgasta, la enfermedad acecha, surgen conflictos con personas. Algunos luchan con la ansiedad, otros con adicciones. La vida en familia queda corta de lo que uno desearía. Falta trabajo, escasea el sustento material. A veces el carácter de la persona provoca enfrentamientos y malentendidos. Hay residuos del mal latentes en el corazón del cristiano, y se ve inmerso en una lucha constante por no ceder a impulsos indignos. A veces hay un lastre de traumas del pasado: abusos, traiciones, abandonos, accidentes.

Para que el mensaje del predicador humano se escuche como la voz del cielo y aporte sanidad a las almas, hacen falta tres cosas: 1) fidelidad, para que la enseñanza se ciña a un pasaje de la Escritura; 2) pertinencia, para que la enseñanza conecte de forma real con la situación inmediata de los creyentes; y 3) claridad, para que la enseñanza se desarrolle en torno a una idea central, cuyo argumento los oyentes puedan seguir paso a paso.

La exposición bíblica ocurre en las iglesias de dos maneras: en público, desde el púlpito, donde el predicador explica y aplica el mensaje central de un pasaje de las Escrituras. También ocurre en privado, en la intimidad de una casa, donde el predicador utiliza la Palabra pastoralmente para ayudar a los creyentes a encontrar solución a sus problemas. Las dos facetas de la exposición –el predicador como orador y el predicador como consejero– se complementan y se refuerzan, en tres sentidos.

El predicador como profeta

El apóstol Pablo afirma que el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación (1 Co. 14.3). Tiene la misión de manifestar la suficiencia de Jesucristo para todas las necesidades humanas, tanto en esta vida como en el más allá. La carga de la Palabra de Dios es promesa: lo que Dios ha prometido hacer en Cristo. Como respuesta a la promesa divina, las personas creen de todo corazón y se comprometen con la voluntad de Dios, con el mismo espíritu que los egipcios salvados por José de la hambruna:

La vida nos has dado; hallemos gracia en ojos de nuestro señor,
y seamos siervos de Faraón (Gn. 47.25).

Dicho de otra manera: el predicador expone motivos para que las personas confíen en Dios, y después aclara cómo la obediencia es su «culto racional» (deseable, normal, correcto, Ro. 12.1). El salmista lo expresa así: «Confía en Dios, y haz el bien» (Sal. 37.3). Primero la fe, expresada a través de la oración, luego la obediencia, andando en los caminos del Señor.

Desde el púlpito, el predicador se esfuerza en poner delante de los hermanos todas las virtudes de Jesucristo, para que se animen a acudir a Cristo diariamente en su experiencia personal: «Acercándoos a él, piedra viva» (1 P. 2.4). Le llevarán sus cargas en oración («confía en Jehová») y tratarán de seguir el camino de la justicia en todo momento («y haz el bien»).

Cuando los hermanos aprenden la dinámica de una vida espiritual sana, el Espíritu de Dios moldea su personalidad. Les infunde esperanza y consuelo. Los cambia en mejores personas, y estas cosas por sí solas solucionan muchos problemas de convivencia. Cuando la gracia de Dios transforma a una persona peleona en pacífica, una persona suspicaz en benigna, una persona mentirosa en veraz, el cambio siempre supone una mejora en la calidad de las relaciones personales. Jesús dice que el trato que damos a otros es lo que solemos recibir de ellos a cambio (Lc. 6.38).

El predicador como consejero

El predicador que transmite empatía desde la plataforma, que se identifica con las luchas de los creyentes, que comparte de su propia experiencia lo suficiente para que los hermanos vean que no se considera más santo que ellos, esto desprende dulzura espiritual. Invita a que los hermanos acudan en privado, buscando orientación sobre situaciones concretas. Una atención pastoral cercana –escuchando con interés, trayendo a colación algún texto bíblico, orando en voz alta por la persona– ayuda a las personas a seguir avanzando con Cristo, a pesar de todas las vicisitudes de la vida terrenal, que a veces parece un campo minado.

Cuando el predicador sigue la exposición progresiva de libros bíblicos enteros, muchas veces tocan pasajes con un enfoque eminentemente práctico:

Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen,
haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen
(Mt. 5.44).

El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal,
y sus labios no hablen engaño (1 P. 3.10).

Ninguno busque su propio bien, sino el del otro (1 Co. 10.24).

Cuando el predicador abre el sentido de este tipo de pasajes, es consciente de que estará ministrando a varias personas de la congregación al mismo tiempo. El predicador no conoce todas las intimidades de la gente, pero Dios suele usar sus palabras para aportar respuestas en muchas direcciones a la vez.

El predicador como entrenador

A veces la consejería cristiana más eficaz ocurre en un contexto de amistad entre creyentes. Si hay cercanía personal, el amigo es el que escucha mejor y el que comparte mejor cómo el Señor le ha ayudado en una situación parecida. Una relación de amistad es algo duradero; la conversación sigue, en medio de todos los avatares de la vida. Hay más confianza, en base de experiencias compartidas durante tiempo.

Hierro con hierro se aguza;
y así el hombre aguza el rostro de su amigo (Pr. 27.17).

Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento,
de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros (Ro. 15.14).

El predicador sienta las bases para el buen funcionamiento espiritual de la amistad dentro de la congregación, en tres sentidos. Promueve una sana dinámica espiritual con su exposición de Jesucristo como sumo sacerdote celestial. En segundo lugar, enseña cómo funciona la vida bajo el sol. Dios ha hecho la vida de una manera y no de otra. Si el creyente consigue sintonizar su camino con la voluntad de Dios, todo le irá bien. Si no, se hace pupa.

El buen entendimiento da gracia;
mas el camino de los transgresores es duro (Pr. 13.15).

En tercer lugar, el predicador enseña sobre el poderoso ministerio mutuo que los creyentes ejercen, unos sobre otros. Es un tema que se repite a menudo en el Nuevo Testamento, y cualquier exposición sistemática necesariamente lo toca antes o después.

La voz de Dios aporta sanidad a las personas. El desafío para el predicador expositivo es hacer todo lo posible para que los hermanos oigan la voz de aquel que vino para sanar a los quebrantados de corazón.

Esteban Rodemann

Taller de predicación mini-retiro nivel 2 – Zona Centro (Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura)

Hemos celebrado el segundo mini-retiro de este año del 8 a 9 de noviembre en el centro de conferencias de Pinos Reales. Con una asistencia de 29 personas, hemos abordado dos temas apasionantes respecto a la predicación expositiva del Antiguo Testamento: la poesía y la profecía. Luis Fajardo y Esteban Rodemann han dado exposiciones bíblicas –evaluadas acto seguido en los grupos pequeños– y sesiones de enseñanza sobre cómo abordar estos dos géneros literarios para el mayor provecho de las congregaciones.

Zacarías 8 fue el pasaje de estudio para los mini-grupos. El ejercicio de distinguir entre la prosa llana y las figuras de dicción ha sido todo un reto, pero fundamental para analizar cómo un pasaje profético puede transmitir un mensaje al creyente de hoy. En las presentaciones de los distintos grupos, hemos visto que algunos han sacado una idea central y bosquejo con facilidad, mientras para otros la tarea ha costado más.

Ha sido una grandísima bendición volver a vernos. El mutuo estímulo entre personas que luchan por transmitir la Palabra a otros no tiene precio. Los tiempos de alabanza dirigidos por Eduardo Morillas también han sido de mucho ánimo, como también la velada de oración el viernes por la noche y las conversaciones en los descansos. Ahora miramos con ganas los mini-retiros de 2020, cuando esperamos terminar el ciclo de tres años de conferencias regionales.

Por el comité regional
Luis Cano, Esteban Rodemann, Evelio Moreno

Boletín Círculos de Predicadores Nº 49

El tiempo de verano suelen ser unos días/semanas en las que uno vuelve a recargar pilas. Salir de la rutina para descubrir algún lugar nuevo, o para ir a tu lugar de veraneo favorito.

Ha sido también un tiempo de refresco y aire nuevo para conectarte con Dios? Quizá has tenido un tiempo especial, ya que quizá tenías más tiempo y has podido tener más tiempo con Él.

Quizá, te ha pasado al revés, que no solo has desconectado de la rutina sino que también has desconectado de tu relación con Dios, de buscarle en su palabra y oración.

Desde Taller de Predicación, queremos seguir animándote a cuidar y mimar tu relación con Dios, animarte a pasar tiempo con Dios y a seguir transmitiendo la importancia de la predicación expositiva, para poder seguir exponiéndola con fidelidad, pertinencia y claridad.

Os compartimos los siguientes recursos:

  • Un artículo que nos explica en qué consiste la predicación bíblica, este artículo lo enviamos hace un tiempo, pero es bueno recordarlo.
  • Una reseña que tuvo lugar en Monteluz, Valencia, esperamos que os sea de estímulo para seguir en vuestros círculos de predicación.

Jesús M.

¿En qué consiste la predicación Bíblica?

La mayoría de los pastores de iglesia se consideran predicadores bíblicos. Amamos la Palabra de Dios y reconocemos su autoridad. Muy pocos pastores discutirían la importancia de asignar a las Escrituras el papel preeminente en nuestra proclamación. Pero ¿qué queremos decir cuando usamos el término «bíblica» para caracterizar nuestra predicación?

Mi sentir es que la mayoría de los que describen sus sermones como «bíblicos» quieren decir que su mensaje analiza y explica un texto concreto. Aunque pueden variar las definiciones de «exposición», la mayoría de los pastores dirían que un sermón debe basarse en y reflejar fielmente el texto bíblico.

Sin embargo, muchos predicadores confunden exégesis y exposición. No se dan cuanta de que exégesis es lo que hacemos para prepararnos para la exposición, pero no es la exposición en sí. Escucho demasiados sermones que consisten en la exhibición de una sana exégesis, pero no una auténtica exposición del pasaje.

Mientras la exégesis consiste en el análisis de la porción bíblica –su lenguaje, la gramática, el trasfondo histórico y cultural– con el fin de aclarar el significado, la exposición bíblica trata de abrir el texto para que los oyentes comprendan tanto el significado como sus implicaciones para la vida diaria. Como comenta Spurgeon, «La gente del mercado no puede aprender la jerga de la academia, así que las personas de la academia deben aprender el idioma del mercado. Por tanto la tarea principal del predicador llega a ser la traducción de un lenguaje a otro.»

Artículo completo aquí: https://tallerdepredicacion.es/en-que-consiste-la-predicacion-biblica/

Michael Diduit, “What is Biblical Preaching? Exegesis vs. Exposition”
Trad. Esteban Rodemann

Reseña del encuentro TdP en Monteluz, Valencia

Durante el fin de semana del 24-26 de mayo, disfrutamos de un fin de semana de formación y comunión entre los hermanos/as de taller de predicación del Levante (Murcia, Albacete, Alicante y Valencia). Durante este fin de semana tuvimos el privilegio de contar como invitado para la formación a Esteban Rodemann, el cual fue de mucha bendición para nuestras vidas. La formación por su parte fue predicar sobre los géneros de “narrativa” (Génesis 28), “poesía” (Salmo 46) y “epístolas” (Hebreos 3:7-19). Además, E. Rodemann explicó cómo predicar “narrativa”, “poesía”, y los “evangelios”.

El fin de semana también fue muy enriquecedor pues fue la primera vez que en esta fase de formación, teníamos espacio para las mini predicaciones, fue un tiempo muy enriquecido donde en grupos de 4 o 5, teníamos la oportunidad de predicar un texto bíblico y después poder evaluarnos, en fidelidad, claridad y pertenencia.

Además el sábado por la noche tuvimos un tiempo juntos de oración, donde pudimos orar por temas importantes para el avance del reino en España.

Terminamos el fin de semana, animando a dar continuidad y poner en marcha más círculos de predicadores en nuestras ciudades y regiones. También informamos del próximo evento nacional de TdP, que tendrá lugar en Cullera, Valencia, en diciembre de 2020.

La próxima y última cita de esta fase regional de retiros de TdP Levante será el próximo 6 y 7 de septiembre 2019 en Murcia y contaremos con la presencia de Jaume Llenas, quien nos ha estado acompañando y apoyando, como miembro del comité nacional, en toda esta fase de retiros regionales.

La conclusión y evaluación de los participantes, es muy alta, y hemos notado, como en estos últimos encuentros, están muy familiarizados con todo lo referente a la predicación expositiva. Damos gracias a Dios, por la visión y el esfuerzo de implementar la dinámica de TdP por regiones al comité nacional.

Comité TdP Levante: Luis Delás (Valencia), Sonia Martínez (Alicante), Jonatan Espinosa (Murcia) y Jaume Llenas (Barcelona – Comité Nacional TdP)

Jonata Espinosa

CONFERENCIA NACIONAL del Taller de Predicación

Descargar material: PDFPPTX

Del 4 al 7 de diciembre de 2020 se celebrará una gran conferencia nacional sobre el desafío de la predicación expositiva de la Biblia en esta generación. Con el título «Predicadores de Cristo en un mundo escéptico», promete ser un evento único en nuestro país, un poderoso estímulo para la buena exposición de la Palabra de Dios.

Organiza la conferencia el Comité Nacional de Taller de Predicación (https://tallerdepredicacion.es/quienes-somos/ ).

Tendrá un triple enfoque:

  • Inspiración: con expositores internacionales de calidad
  • Capacitación: con seminarios sobre distintos aspectos del ministerio de la predicación
  • Formación práctica: a través de mini-predicaciones en grupos pequeños, con evaluación). Habrá plenarias que abordan el reto de predicar la Palabra a una generación que cuestiona el valor de ella en la vida real.

La conferencia nacional culmina siete años de trabajo de parte del equipo de Taller de Predicación. El propósito de este movimiento es elevar el nivel de la predicación en todas las iglesias evangélicas de España. Para lograrlo, han organizado cuatro años de retiros para la formación de formadores y tres años de conferencias regionales en todo el territorio nacional. Actualmente hay más de 300 personas que han participado en encuentros regionales y los círculos de predicadores.

Taller de Predicación nace de una colaboración con Langham Partnership, el ministerio fundado por John Stott en 1969. Tanto Langham Predicación como Langham Literatura tienen como objetivo la formación de expositores bíblicos en 70 países en todo el mundo. Taller de Predicación funciona como movimiento independiente en España, manteniendo lazos de comunión fraternal con Langham.

La conferencia nacional de 2020 se celebrará del 4 al 7 de diciembre en el Hotel Cullera Holiday (https://www.culleraholiday.com/e

Contaremos con Christopher Wright, director de Langham Partnership (http://protestantedigital.com/magacin/11207/Nuestra_mision_todo_el_Evangelio_TODA_la_Iglesia_TODO_el_mundo), Alex Chiang, antes pastor de una iglesia de la Alianza Cristiana y Misionera en Lima, Perú y ahora colaborador con las «Escuelitas de Predicadores» de Langham en América Latina (https://edicionespuma.org/author-book/alex-chiang), y Mark Meynell, director asociado de Langham Predicación para Europa y el Caribe, conferenciante y autor de varios libros sobre la predicación expositiva (https://edicionespuma.org/author-book/mark-meynell). Habrá traducción simultánea.

También habrá numerosos talleristas nacionales que dirigirán los seminarios optativos.

Todo lo cual debe animar a todos aquellos que tengan cualquier tipo de ministerio en la predicación o la enseñanza a cualquier nivel, en cualquier foro, a que participen. ¡Estamos seguros de que este evento será un punto de inflexión, marcando un antes y un después en la exposición bíblica en nuestro país!

El Comité Nacional de Taller de Predicación

Artículo “Introducción al estudio de Nehemías 1:1-11”

Muchos siglos antes del tiempo de Nehemías, al poner en marcha su gran plan de salvación, Dios había prometido al patriarca Abraham que la tierra de Canaán pertenecería a su descendencia (Gn. 12:1-7). Abraham nunca fue más que un peregrino en aquella tierra. Su nieto Jacob, con toda su familia, se trasladó a Egipto, donde aquel pequeño grupo de personas se convirtió en una gran nación durante un período de unos cuatrocientos años (Ex. 1:1-7; Hch. 7:2-6). Después del éxodo, el largo peregrinaje por el desierto, y los milagros y victorias que Dios obró a favor de su pueblo en aquel tiempo, Israel por fin entró en la Tierra Prometida bajo el liderazgo de Josué y se estableció allí. ¡Dios había cumplido su promesa! Sin embargo, después de siglos de infidelidad e idolatría, inmoralidad e injusticia por parte de Israel, Dios quiso juzgar a su pueblo rebelde, mandándolo al destierro en Babilonia y permitiendo que la tierra se recuperara de tanta maldad (2 Cr. 36:17-21). Durante varias décadas, con la ciudad de Jerusalén destruida, el templo quemado y la tierra de Judá arrasada, la esperanza de Israel prácticamente se difuminó (Ez. 37:11). Sin embargo, Dios todavía tenía propósitos de bien para su pueblo y su tierra, como anunció el profeta Jeremías (Jer. 29:10-14). Jerusalén y Judá seguirían siendo piezas clave en el desarrollo del plan de salvación. Setenta años después del destierro, el rey persa Ciro abrió la puerta para que los judíos pudieran volver a su patria (2 Cr. 36:22-23). Y así fue. Algunos grupos de judíos volvieron a Judá e intentaron retomar la vida nacional allí. Sin embargo, tuvieron que pasar muchos años de privación e inseguridad, sin ver completada la anhelada restauración de Jerusalén. Y es allí donde entra en la escena Nehemías, el copero de Artajerjes, rey de Persia.

Imagen relacionada

El libro de Nehemías nos presenta con un ejemplo dramático de lo que Dios puede hacer en situaciones muy difíciles y desesperadas por medio de una persona de fe y de visión, utilizada por el Señor para entusiasmar a otros. Los episodios que contiene hablan de sucesos que ocurrieron hace casi dos mil quinientos años, y sin embargo tiene nuna relevancia impresionante para el pueblo de Dios en nuestros días.El desánimo, la pasividad y la apatía que marcaban la nación judía en los tiempos de Nehemías se reproducen de forma evidente en las iglesias cristianas del momento actual. Sin embargo, este libro nos recuerda que Dios puede levantar a siervos suyos con visión y dones de liderazgo como Nehemías, para traer nueva esperanza y fomentar un mayor compromiso con la obra de Dios. Por encima de todo, éste es un libro que nos habla constantemente de un Dios que es también nuestro Dios, el Dios inmutable que sigue siendo capaz de transformar situaciones de estancamiento espiritual en realidades de renovación y gran bendición, el Dios que controla la historia, contesta la oración, pelea por su pueblo, impacta con su palabra y responde cuando su pueblo se arrepiente y confiesa su pecado. ¡Qué nuestro estudio del libro de Nehemías sirva para que le conozcamos más y deseamos servirlo de todo corazón!

Preguntas para la exégesis del pasaje.

  1. ¿Qué clase de escrito es éste? ¿Qué normas nos pueden ayudar en la investigación de este género literario?
  2. ¿Cuál es el contexto histórico del pasaje? ¿Qué otros libros del Antiguo Testamento echan luz sobre los acontecimientos que nos cuenta Nehemías?
  3. ¿Cómo nos ayuda el contexto histórico a comprender el desarrollo de los acontecimientos?
  4. ¿Cuál es el contexto literario? ¿Qué relación existe entre este capítulo y el resto del libro?
  5. ¿Cuál es el escenario al comenzar el libro? ¿Qué personajes aparecen en el pasaje? ¿Qué acciones realizan?
  6. Al observar y leer atentamente el pasaje, ¿encontramos palabras clave, detalles importantes, repeticiones, comparaciones o contrastes que llaman la atención?
  7. ¿Cuál es el argumento del capítulo? ¿Cuál es el punto de vista del narrador?
  8. ¿Cuál es la estructura del pasaje? ¿Qué etapas aparecen en el desarrollo del relato? Haz un bosquejo del capítulo, dividiéndolo en secciones y resumiendo su contenido.
  9. ¿Cuál fue la idea central que el autor quiso comunicar a sus primeros lectores? Intenta resumirla en una sola oración en tiempo pasado: El autor quiso transmitir a sus lectores que…
  10. ¿Cuál es la verdad universal o principio teológico que subyace en este pasaje? Redacta una frase corta pero claro que lo define.

Preguntas relacionadas con la exposición del pasaje.

  1. A la luz de lo descubierto en la etapa de exégesis, ¿cuál sería el énfasis central de tu mensaje?
  2. ¿Cómo lo vas a comunicar a los oyentes? Elabora un título o una frase que resume este énfasis principal.
  3. Como resultado de escuchar tu exposición del pasaje, ¿qué es lo que quieres que tus oyentes entiendan, sientan y hagan? Asegura que el impacto de tu mensaje refleje el impacto que el autor del texto bíblico quiso lograr en sus lectores.
  4. Elabora un bosquejo para tu exposición, priorizando una estructura y unos encabezados que sean sencillos, coherentes con el texto, ilustrativos del desarrollo del argumento, y fáciles de comprender y recordar.
  5. Realiza un debate con tus compañeros del círculo sobre los distintos bosquejos que habéis elaborado.
  6. Dedica tiempo a reflexionar sobre la manera de aplicar el mensaje central de tu exposición a tu audiencia de forma pertinente y relevante.

Timoteo Glasscock

Boletín Círculos de Predicadores Nº 47

Cuándo no se conoce lo que depara el futuro, puede crear cierta angustia e intranquilidad, aveces podemos influenciar en mayor o menor manera, pero cuando pones tu confianza en Dios y sabes que Dios tiene control sobre la historia, que nada se hace o se deshace fuera del conocimiento de Dios, da paz.

Desde hace unos días, España tiene un nuevo gobierno, que Dios mediante, gobernará durante los próximos4 años, quizá es lo que esperabas, quizá no, pero lo que sí sabemos es que podemos y debemos orar por nuestros gobernantes, para que pueden dirigir de la mejor manera y su corazón se pueda acerca a Dios.

Los gobiernos cambian, dicen hoy una cosa y mañana dicen otra, pero sabemos que la palabra deDios nunca cambia, es inmutable, y es inspirada por el Dios del universo.Sigamos indagando y estudiando y exponiéndola.

Jesús M.

Nueva recurso “Nuestros Libros”

Desde taller dePredicación también se trabaja para poder generar y desarrollar material que pueda ayudar a todos aquellos que quieren profundizar y seguir investigando en este tema.

Ya son 3ejemplares que Taller de Predicación ha desarrollado y ha editado. Por eso, hemos creado una sección nueva en el menú de Recursos con “Nuestros Libros”,para que puedas leer una reseña de los mismos, y también un enlace para obtener el libro si lo deseas.

Te animamos a mirar de forma especial el último libro creado y editado por TdP “Lo que los ángeles anhelan leer”

Accede aquí a la sección y consulta cada uno de los libros.

Jesús M.

Reseña del encuentro del Taller de Predicación en Andalucía

Entrelos meses de Febrero y Marzo hemos tenido nuestro Taller Regional dePredicadores. Realmente ha sido de nuevo un tiempo de mucha bendición. Con la ayuda de Timoteo Glascoock y de Esteban Rodemann hemos podido avanzar tanto en“Cómo predicar los Evangelios” y “Cómo predicar las Epístolas”. Hemos tenido también la oportunidad de ser edificados en las ·Exposiciones bíblicas y serretados a avanzar en nuestros compromisos con el Señor. Damos muchas gracias alSeñor por darnos una provisión tan rica de hermanos preparados que nos ayudan acrecer en nuestra responsabilidad de como predicadores.

La participación en los mini grupos ha sido también muy aprovechada porque ha habido mucha participación por parte de todos.

Este año además hemos incluido en el programa las “mini predicaciones”. Cada una de ellas ha vuelto a ser una oportunidad, no sólo, de ser tocados por la Palabra, sino que han servido de “herramientas” de corrección, de perfeccionamiento y también de ánimo en todos los participantes.

La experiencia de estos tres años de la fase regional ha sido en su conjunto muy positiva.Estamos realmente muy contentos con lo que el Señor ha estado trabajando en nosotros en estos 7 años desde que se iniciaron estos Talleres a nivel nacional. Tanto es así que la mayoría de los participantes está animado a mantener una actividad anual que sirva para mantener el vínculo entre nosotros y para seguir adelante con nuestra formación como comunicadores de la Palabra.Estamos además deseosos de poder participar en ese Encuentro que se está preparando a nivel nacional.

Una de las cosas que más nos animan son los comentarios de hermanos y hermanas de nuestras iglesias que están viendo una evolución muy positiva en la forma de predicar de muchos de los que están involucrados en estos Talleres.

En la actualidad en Andalucía contamos con los siguientes Círculos de Predicadores:dos en la Provincia de Jaén (Torredelcampo y Torredonjimeno),  dos en la provincia de Málaga (San PedroAlcántara y Málaga capital), uno en Sevilla, uno en Granada, uno en Almería , y uno en Algeciras. Hay posibilidad de comenzar alguno más en Córdoba (Facultad de la Carlota) y otro en Cádiz (Cádiz – Jerez de la Frontera).

Os mandamos un abrazo muy cariñoso a todos de parte del Comité Regional del TdP. En su nombreDaniel Benítez.

Comité regional de Andalucía: Frank Benoit, Jesús Caramés, Andrés Elliot, Peter Fleck Peter Knowlson y Daniel Benítez. 

Daniel Benitez Vega