Boletín Círculos de Predicadores N° 14


Gracias por orar el mes pasado por esa primera reunión de presentación del círculo de predicadores en Sevilla. Hubo una asistencia muy nutrida y Frank Benoit nos comunica que ya tienen previsto fechas para irse reuniendo. Como siempre nos gusta irnos viendo las caras os mandamos la foto de unos de los dos círculos de predicadores convocado por Fernando Plou en Cangas, provincia de Pontevedra. En este Boletín podréis leer unas ayudas sobre cómo predicar Génesis 17 escritas por Peter Fleck, nuestro web master y la segunda entrega de los artículos de Patricio Ledesma ¿Cómo mejorar las predicaciones en nuestra iglesia? Esta vez incide en la parte que le corresponde a la congregación. Ya que Peter está en Algeciras y Patricio en Mallorca nos alegra ver como las aportaciones a los Boletines van llegando desde todos los rincones de España. Si tenéis sugerencias, reseñas de libros o recursos, artículos u otras aportaciones por favor hacérnoslas llegar. Un saludo muy cordial.

¿Cómo podemos mejorar las predicaciones en nuestra iglesia? (Parte 2)

Patricio Ledesma

En un primer artículo acerca de cómo podemos mejorar las predicaciones en nuestra iglesia enfatizamos las responsabilidades de los pastores, e indicamos algunas cosas prácticas que los predicadores pueden hacer. Ahora dirigiremos nuestra mirada a la congregación para entender que la predicación de la Palabra de Dios implica responsabilidades y una participación activa de parte de todos los miembros de la iglesia. Para leer más pinchar aquí

Unas ayudas sobre cómo predicar Génesis 17

Peter Fleck

En nuestro pasaje de este mes hay dos palabras clave: pacto y circuncisión. Una buena sugerencia sería de hacer un estudio temático de estos términos antes de venir a la reunión de vuestro círculo.

En el capítulo 17 de Génesis nos encontramos además de los temas del pacto y de la circuncisión, también con la de los nombres nuevos. De hecho todos los mencionados en la narrativa tienen un nuevo nombre. Dios mismo se declara “El Shaddai” que ha sido traducido como “Dios omnipotente” o “Dios de las montañas”. Abram recibe el nombre “Abraham” y Sarai es nombrada “Sara”. Además el hijo del pacto se llamará “Isaac”.

¿Por qué son tan importantes los nombres en la Biblia y en particular en este capítulo 17?

Abram tiene ahora 99 años. Han pasado 24 años desde que escuchó por primera vez esta promesa. Tenía 75 años cuando salió de Harán (Gen 12:4) y 86 cuando Hagar dio a luz a Ismael (16:16). Todo esto no ha ocurrido rápidamente, ¡ha tardado para que la promesa fuera cumplida!

¿Cómo crees que reaccionarías si a ti te fuera dada una promesa así? ¿Tendrías la paciencia para esperar a ver su cumplimento? ¿Tendrías esa fe?

Después de declarar su nombre El Shaddai, el Señor da su doble mandato de (i) andar delante del Señor y (ii) ser perfecto. Un mandato es relacional, la otra es funcional. Abraham debe mantener su relación con Dios y debe ser intachable en su conducta. Todo lo que sigue después se encuadra dentro de este marco.

El Señor declara que el establecerá su pacto entre Él y Abraham. Este pacto no es un arreglo impersonal sino una cuestión muy personal y especifica ente el Señor y Abraham. Una y otra vez habla de “mi pacto… contigo” subrayando a la vez de quién es el pacto y con quien se cierra.

Pero en contraste con el capítulo 12 el pacto encierra ya no solamente el hecho que Abraham será padre de una nación sino que de Él saldrán reyes y es prometida también la tierra de Canaán.

Ahora en base a tu estudio temático de la palabra “pacto” ¿cómo de importante es este concepto en la Biblia? ¿Cuáles son las implicaciones del pacto Abrahámico para los oyentes a quiénes vas a predicar?

La señal de ese pacto fue la circuncisión: todo varón entre ellos debía ser circuncidado al octavo día. No debemos confundir la señal del pacto con el pacto en sí. El pacto es el hecho de que el Señor les será por Dios a Abraham y sus descendientes. A los que no son circuncidados se les considera que han quebrantado el pacto porque no han obedecido sus estipulaciones.

¿Cuál es la relación entre la circuncisión en el Antiguo Testamento y el bautismo en el Nuevo Testamento (Col 2:9-13)? ¿De qué maneras se parecen y en qué puntos difieren?

Ante el pensamiento tan increíble de que Abraham iba a ser padre de Isaac siendo Sara de 90 años de edad, no pudo evitar reírse (17:17). ¿Cómo iba a poder ser? Abraham propone que Dios use a Ismael pero el Señor no estaba dispuesto a pasar por allí. El pacto se cumpliría, y se cumpliría por medio de Isaac. Hay un hijo escogido por medio del cual la promesa se cumpliría al fín.

¿Cómo se relaciona la promesa de Isaac con la llegada de Jesús en el Nuevo Testamento?

Boletín Círculos de Predicadores N° 13


Frank Benoit y David Belch sentados juntos en primera fila en el Retiro Nacional 2.013

Dos temas de oración en relación a los círculos. El sábado dia 27 de septiembre Frank Benoit tiene convocado una reunión en Sevilla para dar a conocer lo que es un círculo de predicadores. Varias personas interesadas se han puesto en contacto por medio de la web durante el verano. Oremos de que pueda surgir otro nuevo círculo para bendición de los predicadores en Sevilla capital y alrededores. Oremos también porque la esposa de Frank está recuperándose de una intervención importante este verano. Por otra parte de Tenerife nos llega la noticia de que está costando reanudar el círculo que convocaba David Belch después de volver él de estar un tiempo fuera en EEUU. ¡Nos interesa mucho tener noticias de vosotros tanto para dar gracias como también para orar por vosotros! ¡Ánimo con esa puesta en marcha del otoño!

Un 68% de predicación en España no es expositiva, no toma el texto de principio a fin, como base del mensaje; frente a un 32% que sí es claramente expositiva. Son datos que resultan de un estudio realizado por Samuel Serrano, pastor en Pinto, Madrid en base a unas encuestas y que presentó en una tesina de fecha 2.007 con título Una propuesta teórico-práctica sobre la importancia de la predicación expositiva en la vida de las iglesias. Otros datos de estas encuestas:

  • Un 27% de creyentes nunca han escuchado una serie de sermones de un libro de la Biblia predicado versículo a versículo en su contexto, (un 23% manifiesta que rara vez ha escuchado tal predicación, 33% de vez en cuando lo han escuchado).

  • Solamente un 4% de pastores tiene como hábito predicar siguiendo un libro de la Biblia, explicando su contenido y aplicándolo al día actual.

  • 44% de los pastores dedican menos de 3 horas semanales a la preparación del mensaje

¡Los datos hablan por sí solos! Podéis leer más ya que el hermano Samuel fue entrevistado en la serie de entrevistas de protestante digital sobre la predicación expositiva: http://protestantedigital.com/magacin/33890/samuel_serrano_manzano_hay_un_declive_de_la_predicacion_biblica

De hecho toda la serie de entrevistas es muy interesante, aunque como es lógico no todas las posturas expresadas son idénticas. http://protestantedigital.com/l/tag/predicacion_expositiva

¿Cómo podemos mejorar las predicaciones en nuestra iglesia?

(Patrick Ledesma es el coordinador de 9Marks en español, además se encarga del ministerio de predicación en un nuevo punto de misión en el Arenal, cerca de Palma de Mallorca)

Una iglesia sana no solo debería caracterizarse por tener predicadores expositivos, sino que también debería mostrar un constante deseo de tener mejores predicadores y mejores predicaciones. Nunca podremos enfatizar lo suficiente la tremenda importancia de la predicación de la Palabra de Dios en una iglesia local, pues es el principal medio que Dios ha establecido para convertir y santificar a su pueblo (Stg. 1:18; Jn. 17:17). Por tanto, nunca deberíamos dejar de anhelar ver mejores predicadores en nuestros púlpitos.

Entonces, ¿cómo podemos mejorar las predicaciones en nuestra iglesia? El progreso de nuestros sermones es responsabilidad de toda la congregación. En este primer artículo nos centraremos en cosas prácticas que los líderes pueden hacer. En un segundo escrito examinaremos el importante papel que juegan los miembros para que la iglesia sea bendecida mediante la predicación…. Para leer más pinchar aquí

Boletín Círculos de Predicadores N° 12


Conocemos a dos Círculos de Predicadores más

Vemos en la foto el círculo regional de Castilla-León. Nos escribe Luis Fajardo que incluye hermanos de Zamora, Ávila, Segovia, Salamanca y Béjar. Hay otros interesados de otros lugares que espera se puedan incorporar.

También nos llega esta otra foto del círculo de Murcia que lleva tiempo funcionando ya. ¡Qué estupendo ver siempre en estas fotos la palabra de Dios en el centro del funcionamiento del círculo!

Cómo preparar la introducción de una predicación

Andrés Birch

“Lo que os voy a decir ahora es un asunto de vida o muerte.” Esto es un ejemplo de cómo empezar una predicación. En mi opinión, la inmensa mayoría de las introducciones son bastante regulares, incluyendo las mías. No les damos mucha importancia. Creemos que es cuestión de empezar la predicación, como sea, y ya está. No le dedicamos el tiempo que requiere. Usamos las mismas fórmulas aburridas una y otra vez. ¡Hay que conectar con la gente! Pero muchas veces no lo hacemos, ni nos importa. El propósito de la introducción de una predicación no es exactamente introducir la predicación (!); es, más bien, captar el interés de la gente en lo que vas a decirles…

Pues, si tu interés ha sido captado pincha aquí

AYUDAS PARA PREDICAR GEN 15:1-21

Las dos retos principales para predicar sobre Génesis 15 probablemente sean el entender bien el contexto histórico y cultural en primer lugar y luego poder transmitir el gran calado teológico de este pasaje clave. La importancia teológica lo podemos ver en seguida cuando meditamos sobre los pasajes del Nuevo Testamento que o bien citan el v6 o bien nos exponen los temas del pacto, el sacrificio y la fe.

Pero empecemos con el contexto. En la hoja que sirve para guiar un estudio colectivo de un pasaje (http://tallerdepredicacion.es/articulo/trabajando-juntos-el-texto-en-un-circulo-de-predicadores/ ) las preguntas A3 y A4 nos hacen reflexionar sobre cómo el contexto literario nos ayuda a entender el pasaje en cuestión. Joyce Baldwin en su comentario expositivo sobre Génesis 12-50 (Editorial Andamio) ejemplifica bien esta reflexión. Ella apunta a dos situaciones en el capítulo 14 que afectan al 15….

Si deseas leer más pincha aquí

Boletín Círculos de Predicadores N° 11


Esencia de la Predicación Expositiva: Un repaso visual (IV de IV)

Esteban Rodemann

El predicador siempre se preguntará ¿qué querrá hacer el Señor en la vida de los oyentes a través de este pasaje? ¿Qué pretende Dios? ¿Qué espera que ocurra en el corazón de los hermanos, por el hecho de haber escuchado esta exposición? Es como apuntar a una diana: cada mensaje expositivo debe tener un propósito, y el predicador hará bien en aclararlo en su propia mente antes de empezar.

Estos cuatro aspectos de la predicación expositiva que hemos visto son fundamentales e impepinables:

  1. es un tipo de discurso que surge de la Palabra de Dios;

  2. es un mensaje que el predicador aplica primero a su propia vida;

  3. la exposición de un pasaje bíblico siempre debe girar en torno a una idea central;

  4. Cada mensaje expositivo debe tener un propósito.

No son optativos. No hay otro modelo legítimo de la predicación, si lo que buscamos es llevar el mensaje divino a los corazones para que las personas sean transformadas a la imagen de Jesucristo.

Siguen Naciendo Círculos de Predicadores

Desde el último Boletín nos han llegado fotos de tres círculos nuevos o casi nuevos en acción. La tercera en Barcelona capital ya lleva unos meses funcionando, convocado por Francisco Mira. El otro es el segundo en los aledaños de Madrid, convocado éste por Rebecca Jacob. En su primera reunión el dia 7 de junio asistieron 17. En el próximo Boletín podréis ver una foto del círculo regional de Castilla-León.

Foto del Círculo en Barcelona
Círculo en Barcelona
Foto del Círculo en Madrid
Círculo en Madrid

La Predicación como priodidad

(Christopher Ash, Moral de la Calatrava: Editorial Peregrino) – Reseña por Andrés Reid

ISBN: 9788415951162

Celebro de corazón la publicación en español del pequeño libro de Christopher Ash La Predicación como Prioridad por parte de Editorial Peregrino. Hay pocos libros tan breves (ocupa solo 156 páginas en la traducción española) que hayan tenido un impacto tan profundo en mi propio ministerio.

La mayoría de libros disponibles en español sobre la predicación pretenden dar ayudas prácticas al predicador, objetivo loable y necesario. Ejemplos incluyen la obra clásica de Haddon Robinson La Predicación bíblica o el libro más breve de Denis Lane Predica la Palabra. Pero no hay tantos que se fijan como tarea “persuadir – o por lo menos invitar a la reflexión- a quienes experimentan dudas con respecto a la predicación, e intensificar la convicción de aquellos que ya están abonados a la predicación como algo prioritario” (p13). Creo que cualquiera que lea este libro estará de acuerdo que el autor en gran medida consigue cumplir con estos objetivos. No obstante este enfoque, Ash también incluye algunas sugerencias prácticas porque de paso aborda cuestiones tales como ¿Cuál es la diferencia entre la predicación y la enseñanza? O ¿qué es lo que hizo que la predicación de Moisés fuera tan impactante?

Para leer más pinchar aquí

Boletín Círculos de Predicadores N° 10


La Predicación Expositiva

Un Repaso Visual (III de IV) Esteban Rodeman

La exposición de un pasaje bíblico siempre debe girar en torno a una idea central. Cada párrafo de las Escrituras desarrolla una tesis, un concepto, un argumento. Así funciona tanto el discurso hablado como la literatura. Así está hecha la mente humana.

Plantear la necesidad de una idea central no es optar por un modelo posible entre muchos; es el único modelo viable, porque así funciona el pensamiento humano, que a su vez responde a la imagen de Dios en el hombre. Si un predicador hace un comentario de texto, sin abrir para los oyentes la idea detrás que aglutina todos los detalles, entonces los hermanos se marcharán sin recordar nada de lo que se ha dicho. Habrán recibido doce cestas de fragmentos, pero sin nada memorable ni aplicable a sus vidas.

No sólo resulta imprescindible una idea central (como el descansillo en lo alto de la escalera), sino también una progresión lógica para exponerla. Habrá un bosquejo, una serie de puntos relacionados entre sí (como los peldaños de la escalera), que desarrollan el concepto latente en el texto bíblico. El número de puntos variará según el texto en cuestión, en ese aspecto no hay una regla fija.

Hemos visto (nunca mejor dicho) de parte de nuestro hermano Esteban Rodeman la necesidad de una idea central y una progresión lógica. En anteriores entregas que la predicación expositiva surge del texto, y que pasa por la vida del predicador como el agua pasa por las raíces, tronco y hojas de un árbol. Nos queda para la próxima vez una última ilustración en este repaso visual de la predicación expositiva.

Génesis 12:10-13:18 Definiendo correctamente las prioridades

“La fe genuina no tiene que ver con ir siempre hacia delante sin problemas, errores o dificultades. La Biblia se aproxima mucho más a la vida real”. Esta afirmación de David Jackman en su librito Abraham: Confiando en Dios en un mundo hostil puede servirnos de introducción al estudio de esta sección del libro de Génesis. La verdad es que empieza con una sorpresa chocante. En la tierra prometida hubo… ¡hambre! Si estuviéramos oyendo esta narrativa por primera vez. ¿Qué otras sorpresas nos llevaríamos al escuchar lo que cada personaje (incluido el protagonista último, Dios) dice, hace o permite? Para ayudarnos con las aplicaciones podemos preguntarnos ¿qué es lo que podría equivaler a “descender a Egipto”? Hay veces en las narrativas bíblicas en el que no se nos explica la motivación de un personaje, ni el narrador nos dice “Abrám hizo bien” o “hizo mal”. En este caso ¿cómo evaluamos esta afirmación de Abram: “Puede suceder… que me maten a mí”(v12)? En el capítulo 13 hay aplicaciones que surgen de las elecciones de Abram y de Lot, pero David Jackman apunta en su exposición que no solo escogen ellos dos, sino también Dios. ¿Qué evidencias hay en esta sección de que Dios sigue cumpliendo sus promesas anunciadas anteriormente a Abram? … ¡ Animo con ese estudio colectivo en vuestros círculos de predicadores!

De Linares en Jaén nos llega esta siguiente colaboración:

Lo que aprendí de Cohelet

Jose María de Rus

Esta semana santa he estado en un retiro compartiendo una aproximación al libro de Eclesiastés. Lo que menos me imaginaba yo era que en el proceso iba a aprender del Eclesiastés una serie de principios que me iban a ayudar en mi tarea de estudio del texto bíblico. Cuando cursaba estudios universitarios, tuve que aprender lo que era la metodología de investigación, de los fundamentos de la experimentación… y algo que falta en muchos seminarios bíblicos es esto: enseñar a investigar para hablar con rigor. El Cohélet acaso no sea paradigma de profundidades teológicas—asunto discutible—porque afirmaciones teológicas y profundas sí que las hay; pero de lo que no cabe la menor duda es de su capacidad investigadora.

Se define como empirismo el conocimiento originado por la experiencia. Por tanto, leyendo críticamente su libro, uno se da cuenta de que el Cohélet escribe de lo que ha experimentado en primera persona. Pero dicha experiencia no le fue sobrevenida, sino devenida, intencionada, racionalizada. Su expresión favorita es apliqué mi corazón (1.13; 8.16)1 ; mi corazón ha experimentado (1.16); he dedicado mi corazón (1.17; 8.9; 9.1); mi corazón me guiaba con sabiduría (2.3); ni privé a mi corazón (2.10); entregué mi corazón (2.20); dirigí mi corazón (7.25)… queriendo decir así que lo experimentado lo fue a propósito e implicando todas sus emociones, sentimientos, pensamientos y acciones.

El libro tiene la estructura de una tesis doctoral, subdividida en tres tesis bien diferenciadas y una conclusión (12.13s), y lo es porque cumple el patrón de una investigación rigurosa. De lo cual deberíamos aprender un tanto aquellos que estudiamos el texto bíblico y lo exponemos a las congregaciones. Lo primero que aprendí del Cohélet fue que tengo que inquirir con sabiduría (1.13) … leer más

Ofrecimiento de ayuda con software Logos para círculos de predicadores

Si algún círculo tiene interés en una explicación del uso del Software Bíblico de Logos en la preparación de la predicación, Jonatán Haley estaría dispuesto a realizar una presentación. Desplazamientos dentro de Cataluña podrían realizarse casi cualquier día que convenga al círculo en cuestión. Desplazamientos más lejanos habría que o bien coordinarlos con el calendario de viajes de Jonatán o bien preparar un taller de fin de semana más completo a la que también se les invitaría a otras personas que no participan en el círculo. Ponerse en contacto directamente con Jonatán si hubiera interés: .

Dándole Sentido

Un llamado a la predicación expositiva, Toral de los Guzmanes, Junio 6-8

Es motivo de agradecimiento al Señor el que vayamos escuchando de distintas iniciativas independientes, cada una con sus propios distintivos, pero que quieren apoyar e incentivar la predicación expositiva como estas conferencias. http://www.berea.es/

¡Qué la palabra del Señor corra!

Boletín Círculos de Predicadores N° 9


Esencia de la predicación expositiva: Un repaso visual (II de IV)

Esteban Rodemann

La predicación expositiva es un mensaje que el predicador aplica primero a su propia vida. Ya vimos que es un tipo de discurso que surge de la Palabra de Dios. Pero la enseñanza principal del pasaje bíblico tiene que pasar por la experiencia del expositor, produciendo cambios verdaderos, antes de que entregue esa enseñanza a los demás. Si la verdad no me ha tocado, no tengo mensaje para otros. El predicador es como un árbol que absorbe agua de vida por las raíces, la incorpora en la savia que cursa en el tronco y las ramas, y luego se desprende de las hojas mediante la evaporación. El apóstol dice a Timoteo: «ocúpate en estas cosas… para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos» (1 Ti. 4.15).

Mirad cómo oís

Andrés Birch

No lo digo yo; lo dijo el Señor: “Mirad, pues, cómo oís…” (Lc. 8:18a). Se lo dijo a sus discípulos (véanse los vv. 9 y ss.). Y, sin duda, se lo dice a sus discípulos hoy – a nosotros, si somos discípulos suyos. Y no solo a sus discípulos; es una exhortación necesaria, urgente, para todos los que oyen la Palabra de Dios y el evangelio: “Mirad…cómo oís”. Oír es necesario – “la fe es por el oír” (Ro. 10:17) – pero no es suficiente; tenemos que tener cuidado de cómo oímos. ¿Cómo debemos oír? Aquí van siete palabras clave….

Para leer más pinchar aquí.

Hoja (Ampliada) de Evaluación de una Predicación

Si no evaluamos nuestra predicación nunca podremos saber de una forma objetiva si lo estamos haciendo bien o no. Nos tendremos que limitar a nuestras propias impresiones subjetivas o bien a las palabras (bien de agradecimiento, bien de crítica) que recibimos de nuestros oyentes. Pero ¿cómo evaluar? Hemos colgado en nuestra web una segunda hoja (ampliada) de evaluación de una predicación. Ya teníamos un primer recurso básico que ayuda a evaluar una predicación en relación a tres cualidades principales – su fidelidad a la palabra de Dios, la pertinencia de su aplicación y la claridad de su estructura. Esta segunda hoja ampliada fue preparada por Andrés Birch y usada en el contexto de la Iglesia Bautista Reformada en Palma de Mallorca. Consta de 20 preguntas pero de respuesta muy rápida, escogiendo entre varias opciones. Rellenada por varias personas de confianza rápidamente nos dará una imagen mucho más fiel de cómo vamos y dónde podríamos mejorar.

La hoja está colgada aquí …

¿Cuál es el valor de un retiro de Taller de Predicación?

Samuel Serrano, pastor de la Iglesia Bautista en Pinto,(Madrid) contesta a esta pregunta en este breve video de solo un minuto de duración.

Boletín Círculos de Predicadores N° 8


Uno de los signos más alentadores observables en el segundo retiro nacional de taller de predicación celebrado en enero fue el creciente número de recursos para la predicación aportadas por distintas personas y desde distintos lugares de España.

En este número del Boletín tenéis una muestra: una de cuatro imágenes usadas por Esteban Rodemann (Madrid) para ilustrar la esencia de la predicación expositiva y una reseña de Daniel Benítez (San Pedro de Alcántara) de un libro útil para predicadores.

Además debemos una disculpa a Fernando Plou y el nuevo círculo de predicadores de Camuñas en Galicia ya que en último Boletín ¡se dijo la fecha de parto pero no el lugar donde nacía ese círculo! Desde entonces hay otro círculo más que ha arrancado ya que en Viladecans (Barcelona) Ricard Bardés ha podido comenzar una también. ¡Qué la palabra del Señor corra!

Esencia de la predicación expositiva: Un repaso visual

Esteban Rodemann

A veces la imagen sirve para afianzar las cosas en la mente. Si es cierto que para algunas cosas una imagen vale más que mil palabras, entonces ésta podría ayudarnos a recordar en qué consiste la predicación expositiva.

Primero, es un tipo de discurso que surge de la Palabra de Dios. La predicación difiere de cualquier otro tipo de conferencia, en que representa el intento de transmitir algo que Dios ya ha dejado plasmado en el libro sagrado. El predicador «entra en el secreto de Jehová» para recibir un mensaje para el pueblo (Jer. 23.22), escucha el ruido del Señor para luego profetizar (Am. 3.8). Es recibir panes y peces de Jesucristo, para luego repartir el alimento entre el pueblo.

Esto significa que el predicador no empieza con una idea en la mente, buscando después algún texto bíblico que pudiera apoyar su idea. No se trata de forzar la Palabra, metiendo nociones preconcebidas con calzador, para que les Escrituras parezcan avalar el criterio personal del predicador. Más bien es cuestión de discernir lo que Dios quiere comunicar a través de un pasaje determinado y hacer que ese mensaje divino llegue a los corazones. … seguirá …

En busca de la verdad

Aprendiendo a pensar bíblicamente, principios y aplicaciones. Derek Bigg, Publicaciones Andamio.

Reseña por Daniel Benítez Vega

Aunque este libro no está dedicado propiamente a la predicación, creo que es una obra muy útil para todos aquellos que estudian las Escrituras con el propósito de enseñarla con fidelidad. En estos tiempos de tanta confusión se hace imprescindible tener un “marco” que nos permita “pensar teológicamente”…. El primer valor de este libro es que nos ofrece principios que generan un marco que nos permita pensar bíblicamente. Esto es más necesario en la medida en que hoy en día muchos cristianos al encarar la lectura bíblica y su estudio están más dispuestos a ser guiados por otros criterios como la comodidad, las preferencias personales, o las justificaciones de doctrinas que no tiene mucha base bíblica. Este libro nos ayuda a entrenar a nuestra mente a pensar, en primer lugar, y además a hacerlo de forma coherente con las Escrituras.

Para leer más pinchar aquí.

Recursos audio y video del Segundo Retiro Nacional

Ya están colgadas algunos recursos audio y video de las charlas del conferenciante Gavin McGrath en el segundo retiro nacional. ¡Agradecemos a Fernando Plou esta labor de amor!

Podéis encontrarlas pinchando aquí

Boletín Círculos de Predicadores N° 6


Hola a todos:

En este primer envío del 2014 encontraréis un artículo cuyo título esperamos explique claramente su contenido La importancia crítica de la aplicación en la predicación. ¡Predicar no es lo mismo que hacer un comentario exegético al texto en voz alta! Además Andrés Birch ha estado recopilando cuidadosamente una Bibliografía Recomendada de la Predicación Expositiva. Este último documento se colgará en un nuevo sub-apartado de nuestra web llamada Herramientas. Es un documento que está abierto a continua revisión. Si sabéis de buenos libros sobre la predicación, sobre todo en Español pero también en Inglés, que no están en la lista por favor ¡poneros en contacto! Aún mejor si estuvieras dispuesto a escribirnos una breve reseña.

Por último os pedimos vuestras oraciones a favor del Segundo Retiro Nacional de Taller de Predicación que se celebrará en Málaga del 27-30 de Enero. Seguimos avanzando en este primer ciclo de formación con el grupo inicial de predicadores con la vista puesta en una futura extensión por diferentes regiones de España. Orad por favor por el conferenciante Gavin McGrath, por todas las cuestiones prácticas pero sobre todo que el Señor nos hable por su palabra.

La importancia crítica de la aplicación en la predicación

Observar e interpretar el texto sin aplicarlo es como abortar el propósito de la Escritura. Estas palabras de Howard Hendricks (que dedicó su vida a la enseñanza) nos presentan una primera razón del por qué es tan importante la aplicación en la predicación: la función de la palabra de Dios. Toda escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñar, redargüir, corregir e instruir en justicia (2 Tim 3:16). Por lo tanto todo texto de todos los géneros en la Biblia está diseñado para tener (por lo menos) una aplicación. Y las Escrituras no son como las famosas lentejas del dicho español que si te gustan las tomas y si no las dejas. No solamente son útiles sino esenciales. Es cuestión de vida o muerte espiritual el que prestemos atención a lo que nos dice la palabra de Dios y que lo pongamos por práctica, como nos advierte Santiago 1:22.

Pinchar aquí para leer más

Bibliografía Recomendada de la Predicación Expositiva.

Pinchar aquí para leer más

Boletín Círculos de Predicadores N° 5


En este Boletín os incluimos un artículo interesante ¿Qué es la predicación expositiva? escrito por Ernesto Ochoa, un hermano en Aguilas, Murcia. Andrés Birch también nos advierte de 20 errores comunes en la predicación en una simple lista. ¿Las habremos cometido alguna vez? ¿Habrá alguna que yo no haya cometido nunca? Ambos artículos vienen más abajo.

Los círculos siguen trabajando el texto Bíblico. Timoteo Glassock nos comunica el nacimiento de dos círculos más, en Salamanca y alrededores. El último de los cuatro pasajes que os sugerimos este año para trabajarla en los círculos es 2 Timoteo capítulo 4:1-8 El predicador y su responsabilidad. Acordaros que aquí tenéis el juego completo de preguntas estándar para la dinámica de grupos – Predicando 2 Timoteo : Una carta abierta a los predicadores.

Durante el 2014 os iremos sugiriendo pasajes del libro de Génesis d.m. pero de momento ¡qué buen pasaje para una última reunión de un círculo en el año 2.013! Mirando atrás damos gracias a Dios por el esperanzador comienzo de este sencillo ministerio de motivación y formación de predicadores. Gracias también a vosotros por vuestra comunión, vuestras oraciones y vuestro compromiso con la predicación de la palabra de Dios. Cómo escribió el apóstol Pablo ¡Predica la Palabra!

¿Qué es la predicación expositiva?

Ernesto Ochoa

Para comprender lo qué es la predicación expositiva nos valdremos del esfuerzo que dos expertos en el tema han hecho por definir y explicar la predicación expositiva. Leeremos la definición que Stephen Nelson Rummage hace de lo que es un sermón expositivo y la definición que Haddon W. Robinson hace de la predicación expositiva.

Stephen Nelson Rummage define un sermón expositivo así:

Un sermón expositivo puede definirse como un sermón en el cual el tema y la estructura del mensaje reflejan el tema y la estructura del pasaje bíblico. En este tipo de sermón, el predicador dice la misma cosa que el texto bíblico. El compromiso con el sermón expositivo requiere que el predicador exponga el significado del pasaje bíblico en el sermón pronunciado.

Haddon W. Robinson define la predicación de esta manera:

La predicación expositiva es la comunicación de un concepto bíblico, derivado de, y transmitido por medio de, un estudio histórico, gramatical y literario de cierto pasaje en su contexto, que el Espíritu Santo aplica, primero, a la personalidad y la experiencia del predicador, y luego, a través de este, a sus oyentes.

Ambas definiciones, además de sencillas, son claras. De ellas obtenemos un par de conclusiones interesantes sobre la predicación expositiva…

Pinchar aquí para leer más

La Predicación: Veinte errores comunes

Andrés Birch

  1. La falta de exposición de la Biblia

  2. Muchas anécdotas y poca exposición

  3. Sacar textos bíblicos fuera de su contexto

  4. Colar mosquitos y tragar camellos

  5. La falta de una estructura clara…

Pinchar aquí para leer más

Boletín Círculos de Predicadores N° 4


Siguen naciendo nuevos círculos de predicadores. Aquí veis una foto de la segunda reunión del círculo del Maresme convocado por Jaume Llenas, Luis Ruiz y Steve Philips. Sabemos de 17 círculos ya en funcionamiento. Si tenéis noticias, mandádnoslas. El grueso de este Boletín lo hemos dedicado a una reseña por Andrés Birch de un nuevo libro sobre la predicación publicada hace poco en inglés. Con ello iniciamos un nuevo apartado en nuestra web e nvitamos colaboraciones. ¿Alguien ha leído uno de los libros sobre predicación de John Stott, Haddon Robinson o Stephen Olford? ¿Nos envías una reseña?

Cómo salvar a Éutico

Andrés Birch

¿A quién? A Éutico – ya sabes, aquel joven – no sé si calificarle de desafortunado o de muy afortunado – que se quedó dormido durante una predicación muy larga del apóstol Pablo. (¡Qué corte!, ¿verdad?). Cayó de un tercer piso y murió en el acto, pero luego fue resucitado por el predicador que, sin querer, había influido en dicho accidente mortal (Hch. 20:7-12).

Y ahora – ¡sorpresa, sorpresa! – tenemos un libro, en inglés, con el título: Saving Eutychus (Cómo salvar a Éutico). Lo han escrito Gary Millar (norirlandés) y Phil Campbell (australiano); lo ha publicado este año (2013) Matthias Media y tiene como subtítulo iluminador y fascinante: Cómo predicar la palabra de Dios y mantener despierta a la gente (!) (El resaltar la palabra y en negrita sugiere que conseguir ambas cosas a la vez no es tan fácil).

En resumen: se trata de un nuevo libro sobre la predicación, cuya particular aportación a dicho arte es dar consejos prácticos sobre cómo mantener despiertos a los oyentes, sin sacrificar nada del contenido del mensaje. Tengo que confesar que el título del libro no me acaba de convencer. Es muy original y tiene gracia, pero, por mucho que los autores intentan negarlo, implica que el apóstol Pablo, por lo menos en aquella ocasión, no consiguió mantener despierto a Éutico, lo cual es cierto, ¡pero yo no me atrevería a echarle la culpa al apóstol!

Entre los temas que se abarcan en el libro están los siguientes: (1) La importancia de la oración; (2) El tipo de predicación que cambia el corazón; (3) Cómo evitar ser un predicador aburrido; (4) La importancia de encontrar y transmitir la idea central del texto; (5) Por qué cuesta tanto predicar el evangelio (sobre todo del Antiguo Testamento); (6) Un análisis de los aspectos técnicos de la comunicación (tono, volumen, velocidad, énfasis, variedad, etc.); (7) La importancia de la evaluación de otros predicadores, etc.; y: (8) El proceso de construcción de un sermón. Y hay un par de apéndices relacionados con la evaluación de las predicaciones.

Al terminar de leer este libro ¿qué me ha parecido? Pues, dividiría mi experiencia en tres fases: (1) Me enteré de la existencia del libro a través de una reseña en una página-web, y me moría por comprarlo y leerlo; (2) Los primeros capítulos del libro me entusiasmaron, y pensé: “Este librito es una verdadera joya”; (3) La segunda mitad del libro me decepcionó un poquito; tuve la sensación, al terminarlo, de que quizá no fuera tan bueno como había parecido.

Empezaré con el lado menos positivo, para poder terminar con lo mejor del libro: (1) Creo que cede demasiado terreno a la actual demanda de predicaciones amenas, entretenidas y – sobre todo – más cortas; (2) Cuando pienso en los grandes predicadores de la historia de la Iglesia, y cuando me pregunto qué les hizo ser predicadores tan grandes, no creo que fuera (principalmente) por seguir el tipo de consejos que dan Millar y Campbell en este libro; y: (3) Las dos predicaciones de los autores hacia el final del libro y que someten a la crítica (constructiva) el uno del otro, aunque tienen cosas muy buenas, no me dejaron exclamando: “¡Madre mía, esto sí que es predicar!”

Ahora, dicho lo dicho, diré por qué creo que la mayoría de los predicadores, por no decir todos ellos, deberían leer este libro: (1) Creo que el punto fuerte de Millar y Campbell es el punto débil de muchos fieles predicadores; (2) A diferencia de otros gurús de la comunicación contemporánea, Millar y Campbell abogan por una predicación seria, basada en una sana hermenéutica y en una necesaria comprensión de la teología bíblica, centrada en Cristo y en el evangelio, y aplicada a la mente, al corazón y a la vida entera del oyente; (3) Nos ayudan a terminar de construir ese puente tan necesario entre la Palabra de Dios y el mundo de hoy (incluyendo el mundo cristiano de hoy); y: (4) Todo eso lo hacen en solo 176 páginas.

Mi conclusión es que este libro no es suficiente, pero sí es necesario – o sea, pretende ayudar a los predicadores solo en un área relativamente pequeña del arte de la predicación: el área de la comunicación como tal, pero, ya que se trata de un área bastante importante y ya que es un área en la que, en mi opinión, muchos predicadores fieles no son tan buenos, cualquier predicador que lea este libro y que tenga la humildad de reconocer su necesidad de la ayuda de Millar y Campbell, llegará a ser un mejor comunicador de la Palabra de Dios, y, sin duda, ¡sus oyentes tendrán ganas de darles un abrazo de gratitud a los autores de este libro!

2 Timoteo 3:10-17 – El predicador y las Escrituras.

Este Boletín es un poco diferente a los anteriores ya que en los 3 primeros números hemos completado la gama completa de las preguntas estándar de la dinámica de grupo en la preparación de mensajes. No las vamos a repetir otra vez; las podéis encontrar aquí). Sin embargo, os agregamos estas preguntas adicionales sobre 2 Tim 3:10-17 :

  • En el párrafo anterior (3:1-9), al describir Pablo a estas personas terribles, ¿qué evidencias hay de que puede estar pensando en personas dentro de las iglesias además de fuera de ellas?

  • Sabiendo que vienen inmediatamente después los versículos 4:1-2, ¿en qué medida cambia la aplicación que le darías a nuestro párrafo (3:10-17)?