Situación en España por el Coronavirus

Andrés Reid, parte del equipo coordinador en España, nos pone al día sobre la situación en su país.

En la sociedad española, a la gente le encanta pasar tiempo juntos y abrazarnos los unos a los otros. El no poder estar con nuestros seres queridos mientras fallecen en el hospital ni poder reunirnos para ningún tipo de servicio funeral, es una experiencia sumamente chocante. Sin embargo, además del impacto, el duelo y el temor, ahora experimentamos una nueva emoción: rabia. El personal médico se siente abandonado por las autoridades, con recursos insuficientes y aislados, en unidades de cuidado intensivos improvisados y con decisiones difíciles cómo quienes reciben oxígeno y quienes no.

En medio de un ambiente tan oscuro, las palabras del Salmista son una fuente de esperanza: “y en tu luz podemos ver la luz” (Salmos 36:9) La luz de Dios llega a nosotros por medio de la Palabra. Líderes de iglesia han encontrado formas alternativas de reunirse en línea para escuchar la Palabra de Dios y responder en alabanza. Uno de nuestros comités regionales decidió no cancelar un día de reunión que tenían planeado en Tenerife para el 25 de abril. Uno de nuestros miembros del comité dijo: “esto es tan importante que no debemos cancelarlo a menos que se vuelva absolutamente imposible de llevar a cabo”. Así que, si Dios quiere, este evento, incluyendo las prédicas, las sesiones de capacitación y los trabajos en pequeños grupos en torno a pasajes bíblicos, serán llevados a cabo por Zoom. ¡La Palabra de Dios no está encadenada!

Apreciamos sus oraciones por nosotros. Oremos para que mantener la esperanza del Evangelio y que seamos creativos en nuestras formas de seguir comunicándolo. Además, una vez que la oscuridad y tormenta pasen, qué el corazón de la gente española esté hambriento por la luz
En la sociedad española, a la gente le encanta pasar tiempo juntos y abrazarnos los unos a los otros. El no poder estar con nuestros seres queridos mientras fallecen en el hospital ni poder reunirnos para ningún tipo de servicio funeral, es una experiencia sumamente chocante. Sin embargo, además del impacto, el duelo y el temor, ahora experimentamos una nueva emoción: rabia. El personal médico se siente abandonado por las autoridades, con recursos insuficientes y aislados, en unidades de cuidado intensivos improvisados y con decisiones difíciles cómo quienes reciben oxígeno y quienes no.

En medio de un ambiente tan oscuro, las palabras del Salmista son una fuente de esperanza: “y en tu luz podemos ver la luz” (Salmos 36:9) La luz de Dios llega a nosotros por medio de la Palabra. Líderes de iglesia han encontrado formas alternativas de reunirse en línea para escuchar la Palabra de Dios y responder en alabanza. Uno de nuestros comités regionales decidió no cancelar un día de reunión que tenían planeado en Tenerife para el 25 de abril. Uno de nuestros miembros del comité dijo: “esto es tan importante que no debemos cancelarlo a menos que se vuelva absolutamente imposible de llevar a cabo”. Así que, si Dios quiere, este evento, incluyendo las prédicas, las sesiones de capacitación y los trabajos en pequeños grupos en torno a pasajes bíblicos, serán llevados a cabo por Zoom. ¡La Palabra de Dios no está encadenada!

Apreciamos sus oraciones por nosotros. Oremos para que mantener la esperanza del Evangelio y que seamos creativos en nuestras formas de seguir comunicándolo. Además, una vez que la oscuridad y tormenta pasen, qué el corazón de la gente española esté hambriento por la luz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *